Hace ya una semana que finalizo el Reto del Quetzal, misión cumplida a este sueño. Fueron 4 días de competición duros, pero también fueron casi 7 meses de preparación, de pasar buenos y malos ratos, de mantener y mejorar hábitos. El reto me enseño muchas cosas. Agradezco todo el cariño de mi familia Y de mis amigos que estuvieron día a día.