Blog

¿Que es comer emocionalmente? ¿Y como evitarlo?

Publicado el 28/01/2019

Indudablemente las emociones juegan un papel importante en la vida, ya sean positivas o negativas, sin embargo para los efectos del presente artículo, nos enfocamos especialmente en las emociones negativas, porque desde el punto de vista de la nutrición, éstas por lo general provocan lo que se llama ¨comer emocionalmente,¨ lo que significa que la persona ingiere alimentos simplemente como una reacción a determinada emoción negativa que nos afecta en el momento y no por la necesidad de hambre, y esto ocurre sin darse cuenta.
Son muchas las emociones negativas, entre las cuales tenemos: la ansiedad, el estrés, la angustia, el enojo, la tristeza, el aburrimiento, la soledad, etc. También se suele asociar a etapas vitales como una separación de pareja, muerte de un ser querido, jubilación, la pérdida de una parte del cuerpo, etc. Es difícil quedar fuera de esas emociones pues casi a todos nos afectan en más o en menor grado. Esos estados de ánimo negativos, a menudo son las situaciones que hacen que las personas busquen consuelo o distracción en la comida como forma de evasión al sentimiento.

Desde luego los estados de ánimo negativos son difíciles de superar, pero, si a la par de esa situación, comemos simplemente como un medio de consuelo o distracción, los resultados son desastrosos para nuestra salud. Por esa razón consideramos que debemos examinarnos seriamente, para conocer si vivimos bajo emociones negativas, y una vez conocida la emoción negativa que nos afecta, debemos tomar acción. Un factor influyente en la conducta alimentaria es el aprendizaje que desde pequeños tuvimos, ya que es la etapa donde se transmiten patrones de conducta alimenticia que predominan bajo cualquier circunstancia. Sin embargo, cuando se ha utilizado la comida como premio o castigo, se tiende a suprimir una conducta o reforzar un logro, el niño entonces, ha aprendido a asociar la recompensa o el consuelo.

Si bien todas las personas tenemos preferencias variadas, ya sea por lo dulce o por lo salado, es muy raro encontrar a una persona que canalice una emoción negativa como la ansiedad, con vegetales, ya que lo más saciante para la ansiedad son los alimentos dulces, crujientes o altos en grasas. Para poder abordar dicho tratamiento es importante estar dispuesto a cambiar dicho comportamiento y tener paciencia y así por qué alimentos sustituir y también como hacerlo con otros métodos que no incluyan comida.

Tips para evitar “comer emocionalmente”:

1. Tener conciencia del porqué, cuánto, cuándo y cómo comes. Si sientes hambre, estas aburrido, te sientes ansioso, si lo haces rápidamente, es por un duelo, etc.

2. Si sientes alguna emoción negativa, toma un rato antes de buscar refugio en la comida y procura ocuparte haciendo una llamada, leyendo, chateando o simplemente un descanso a ver tv sin comida enfrente. En este tiempo considera qué sientes, a qué se lo atribuyes, y qué puedes hacer para resolverlo. Recuerda que con comer no lo vas a modificar, puede que solamente agraves la situación.

3. Lleva registro de las horas y los momentos en los que comes. En este diario alimenticio puedes anotar cuánto comes y de cómo te sientes. A través de ellos logras darte cuenta de las conductas inapropiadas.

4. Busca ayuda profesional. Aunque entiendas lo que sucede, es normal que por sí mismo no tomes completa consciencia y sigas en el círculo. No es fácil “desaprender” los patrones de comer emocionalmente, pero sí es posible. El primer paso consiste en tomar conciencia de lo que está ocurriendo.

Categorias

  • 2
  • 16
  • 27
  • 21
  • 13
  • 45

Archivo

  •  1julio 2019
  •  3junio 2019
  •  2mayo 2019
  •  1marzo 2019
  •  67febrero 2019
  •  11enero 2019
  •  1diciembre 2015

Lo mas reciente

Doris Lopez MS