Blog

La hidratacion para el ciclista :)

Publicado el 07/02/2019

El ciclismo es un deporte que por lo general se practica bajo el sol, a altas o bajas temperaturas y largas distancias, por lo que el organismo de un ciclista sufre pérdida de líquidos a través de la transpiración y al exhalar el aire. Durante la práctica, el ciclista puede perder hasta 2 litros de sudor por cada hora, por esa razón la hidratación para el ciclista es vital, ya sea para un buen entrenamiento o rendimiento en una competencia.

Durante el entrenamiento o la competencia, se suda y se pierde agua como sales minerales, sodio, potasio, cloro, magnesio y zinc. Un descenso en el sodio provoca calambres, cansancio e insomnio. El potasio, junto con el sodio, son necesarios para la conductibilidad nerviosa de los músculos, lo cual es importante en el ciclismo.

Son síntomas de la deshidratación, la apatía y malestar general. Al no hidratarse se puede llegar a tener dolor de cabeza, náuseas, vómitos y de no atenderlo rápidamente, se transforma en fiebre, mareo y es posible perder el sentido. No solamente los ciclistas sufren deshidratación, si practicas algún deporte, posiblemente lo has padecido, en especial en las carreras, para saber cómo hidratarte si vas a participar en una carrera, ingresa a mi publicación.

Con una deshidratación del 2% el rendimiento disminuye y la capacidad de resistencia baja hasta que el ciclista no puede soportar más el ejercicio; esto explica la importancia del agua, ya que se puede sobrevivir a pérdidas de hasta el 40% de grasa, carbohidratos y proteína, pero no agua.

La hidratación para el ciclista es esencial y la cantidad de líquido depende del peso, la temperatura, la intensidad y duración del ejercicio. Es aconsejable: antes de comenzar, beber medio litro y durante el entreno o competencia un litro por cada hora, es decir, 150 ml cada 5 a 10 minutos y, después mantener una ingesta de líquidos junto con alimentos sólidos. Los deportistas comúnmente están ocupados y olvidan la importancia del descanso, que trae resultados positivos en las competencias, por ejemplo, para conocer más razones sobre cómo tomar descansos en la rutina de ejercicios, te invito a leer mi entrada.

El mejor líquido para la rehidratación es el agua, así como para la efectiva hidratación para el ciclista mientras se hace ejercicio, pero el agua debe estar relativamente fría (5ºC), pues a esa temperatura el líquido se vacía rápidamente del estómago y es absorbida por el intestino delgado. Sin embargo, cuando se suda demasiado o el ejercicio es intenso y prolongado, no es suficiente beber agua, es preciso tomar bebidas isotónicas que contienen sodio, cloruro y potasio, para reponer las sales perdidas mediante el sudor.

Otro aspecto importante de la hidratación para el ciclista, son las bebidas con carbohidratos que mantienen los niveles de glucosa en la sangre y aportan combustible adicional durante el ejercicio, pero se deben evitar las bebidas muy concentradas en azúcar (néctares), ya que retardan su paso al intestino delgado, además recuerda no abusar de bebidas isotónicas solo porque están de moda. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que además de hidratar el cuerpo, aportan calorías en forma de azúcares y pueden provocar un aumento de peso, lo cual se puede evitar sustituyéndolas por otras bebidas sin calorías, especialmente el agua.

Contamos con el programa de nutrición deportiva, para que puedas tener una alimentación personalizada según tus necesidades, contáctame para hacer una cita.

Categorias

  • 2
  • 16
  • 27
  • 21
  • 13
  • 45

Archivo

  •  1julio 2019
  •  3junio 2019
  •  2mayo 2019
  •  1marzo 2019
  •  67febrero 2019
  •  11enero 2019
  •  1diciembre 2015

Lo mas reciente

Doris Lopez MS