Blog

El cuidado de los huesos requiere una nutrición adecuada

Publicado el 07/02/2019

El cuidado de los huesos es muy importante, porque, además de servir de sostén a nuestro organismo, en su interior se halla la medula ósea, donde se forma la mayor parte de las células de la sangre.

El cuidado de los huesos es importante, junto con el riñón, intestino y glándulas tiroides y paratiroides, cumplen una función fundamental en el equilibrio del calcio y del fósforo, sustancias esenciales para el funcionamiento de cualquier célula y cuya cantidad necesita mantenerse estable dentro de unos límites muy estrechos.

Los huesos no son un organismo estable y permanente, debido a que su tamaño como su consistencia, son diversos; por esa razón, no es lo mismo el hueso de un niño que el de un adulto.

Los huesos del niño se desarrollan y crecen hasta alcanzar la adultez, aproximadamente a los 20 años y durante esos años, se mantiene el nivel de masa ósea al máximo, de tal manera que cuando se da el caso de una fractura, los huesos se reparan a la dureza que tenía anteriormente. Sin embargo, en las personas adultas mayores de 30 años empieza a decaer, perdiendo su densidad año tras año, ya que el hueso se erosiona y el calcio disminuye poco a poco. Es por eso que es importante el cuidado de los huesos.

La Osteopenia es el deterioro de los huesos, lo que puede ocurrir desde los 30 a 40 años en mujeres, siendo una enfermedad silenciosa que se instala sin producir síntomas, y la pérdida del hueso avanza casi al doble después de la menopausia, aumentando el riesgo de fracturas. En hombres la pérdida de masa ósea es progresiva en general a partir de los 50 años.

Dentro de los factores que más afectan a los huesos, tenemos lo siguiente:

• Envejecimiento

• Factores genéticos

• Dieta pobre en calcio

• Sexo femenino

• Algunas patologías y medicamentos

• El exceso de tabaco, alcohol y café

 

El cuidado de los huesos debería iniciar desde la infancia para evitar o retrasar la osteoporosis y continuar en todas las edades. El cuidado de los huesos requiere de lo siguiente:

Nutrición adecuada: Tomar alimentos ricos en calcio como lácteos descremados, hojas verdes, pescado, mejillones, soya, frijoles.

Vitamina D: necesaria para la absorción y fijación de calcio. Se puede obtener tomando 15 minutos diarios de sol, y por medio de alimentos como yema de huevo, hígado, lácteos y cereales fortificados. Además, evitar el con sumo excesivo de tabaco o alcohol.

Se recomienda en mujeres adolescentes y adultas con una dieta pobre de calcio, suplementarse con 600 mg en cápsulas una al día para cumplir con 1.000 a 1.500 mg de calcio todos los días.

Ejercicio físico: Realizar actividad física razonable, incrementando la coordinación y potencia de los músculos y equilibrio. (caminar, montar bicicleta, nadar, bailar, subir escaleras, etc.) Su principal objetivo es generar masa muscular para proteger a los huesos y también mantenerlos en movimiento.

Prevenir caídas: utilizar calzado adecuado y cómodo, atender los problemas de vista, iluminar pasillos, evitar obstáculos, utilizar medidas de apoyo para entrar en la bañera.

Realizar una densitometría de forma periódica: una vez al año es lo recomendable, en especial en adultos mayores de 50 años.

Categorias

  • 2
  • 16
  • 27
  • 21
  • 13
  • 45

Archivo

  •  1julio 2019
  •  3junio 2019
  •  2mayo 2019
  •  1marzo 2019
  •  67febrero 2019
  •  11enero 2019
  •  1diciembre 2015

Lo mas reciente

Doris Lopez MS